El estilo Gatsby sigue imbatible, por su elegancia y sofisticación. Se caracteriza por el uso de los colores blanco, negro y dorado, así como plumas, brillos, perlas y objetos que evocan los años 20, conocidos Los Años Locos, un tiempo de bonanza económica y grandes fiestas.

 

Materiales
Un portarramos de lujo. Se puede adquirir en distribuidoras florales y viene con su esponja incorporada.
Rosas vende la blancas, con un ligero tono cálido, y orquídeas dendrobium.
Broches en dorado, negro y perlas. Los hemos alambrado para poder introducirlos en el ramo.
Plumas de avestruz chicas en blanco y negro.
Tijera de podar.

Ramo Gatsby 1 

1. Hidrata la esponja introduciendo el yugo completo en un balde con agua limpia. Déjalo flotar ligeramente hasta que esté listo.

2. Corta 4 rosas y colócalas en los cuatro puntos cardinales, y una arriba en el centro. Estas líneas de guía te permitirán seguirlas para que el ramo quede de forma redondeada y simétrica.

Ramo Gatsby 3

3. Corta y coloca las orquídeas en la parte donde deseas que caiga una pequeña cascada.

4. Rellena el ramo con las rosas, con mucha paciencia. Es importante que una vez intriduzcas la flor, no vuelvas a sacarla para acomodarla; primero porque crea huecos de aire y segundo porque se corre el riesgo de que se despedace la esponja.

Ramo Gatsby 4

5.Ya con el ramo listo, colocá los broches a tu criterio.

6.Incorpora las plumas en el inferior del ramo, para cubrir la mecánica de tallos y esponja. Las plumas son las que darán ese glamour característico del tema Gatsby, además de un fino y delicado movimiento.

Ramo Gatsby 2